Enlace a la versión en inglés

domingo, 29 de julio de 2012

Cuarto día: Bruselas

Antes que nada me gustaría hacer mención a dos cosas que me llamaron mucho la atención y que olvidé mencionar en entradas anteriores. La primera es el "optimismo", por llamarlo de alguna manera, del que hacen gala en Lovaina. Y digo optimismo porque no se me ocurre otra forma de denominar el poner pistas de voley playa en la plaza de la Biblioteca de la Universidad y organizar un campeonato de varios días en esta ciudad belga, con el buen tiempo que sabemos que tiene xD No obstante, me quito el sombrero ante los organizadores del campeonato, ya que aunque las condiciones climatológicas no son las más apropiadas, el campeonato se celebró, salvo por momentos puntuales en que la lluvia impidió el juego, Además, se veía bastante público pendiente de los partidos y disfrutando de los mismos, tanto los de modalidad masculina como femenina.



La otra cosa que olvidé mencionar fue que, al llegar al Housing Service y ver los ordenadores, el teclado era distinto del QWERTY al que yo al menos estaba acostumbrado. El teclado de los ordenadores de allí es AZERTY, con una distribución distinta de los números y las letras que nos provocó más de un dolor de cabeza a la hora de intentar escribir algo. Supongo que esto será porque para escribir en holandés se hace más rápido con un teclado de este modo. No sé, cosas de belgas... xD

Y nada, ese jueves había quedado con mi primo, que ha estado de Erasmus en Lieja, y ha conseguido hacer las prácticas allí, por lo que vino a conocer Lovaina. Probamos los gofres de allí en un puesto en Grote Markt, y tras llenarnos de chocolate cogimos el tren para echar el día en Bruselas.
El tren tarda unos 40 minutos en llegar a la Estación Central, y lo suyo es comprar un "Go Pass", ya que te da mucha libertad para moverte por bélgica en tren y a un precio más barato. Según tengo entendido son diez viajes al año por 50 euros y en el trayecto puedes subir y bajar las veces que quieras. Cuando vaya en septiembre compraré uno y aprovecharé para viajar y enterarme bien de cómo funciona :P

En Bruselas anduvimos por el centro, hasta la Grand Place, donde está el Ayuntamiento. De ahí fuimos a ver el Manneken Pis, visita obligada si vais a Bruselas, junto a un gofre que nos comimos en una tienda frente a él :)
Seguimos paseando, buscando una cervecería llamada Delirium Tremens, a la que mi primo quería llevarnos. En estas fuimos a comer a un bareto cerca donde pude probar las famosas "Metralletas" belgas, un bocata ENORME que lo ponen abierto y que tenía de todo: lechuga, tomate cebolla, carne, salsa, patatas fritas... Tú pides la carne que quieres y el tipo de salsa y... a zampar :D

Finalmente encontramos la cervecería y he de decir que el sitio está genial. Tienen una amplia carta de cervezas, pero lo suyo es pedir la Delirium Tremens, que da nombre al local y está de muerte :) Además, la música acompaña. Ponen rock en general, desde AC/DC a Nirvana, pasando por algunos temas más clásicos y hasta U2, R.E.M o Rage Against the Machine. Lo dicho, muy recomendable ;)

Y poco más, después de un par de cervezas por la tarde, dejamos a mi primo en un tren de vuelta a Lieja y volvimos a Lovaina a descansar después de todo el día haciendo el guiri por Bruselas :P

Seguiremos en contacto!
Enrickenbastard \m/

2 comentarios:

  1. Te ha faltado una foto del bocata xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé, ese día no llevé la cámara :( Pero bueno, veniros y lo veis :P

      Eliminar