Enlace a la versión en inglés

jueves, 26 de julio de 2012

Segundo día: visitas a habitaciones

Continúo contando qué tal fue la semana por Leuven :P
El segundo día amaneció como el anterior, con lluvia y más frío que calor. Típico de Bélgica, jejeje. Tras desayunar fuimos de nuevo al Housing Service a seguir buscando alojamiento para septiembre. Esa mañana hice la primera visita a una habitación por mi cuenta. Una vez encontrada la calle volví a disfrutar de la psicología belga, esta vez en lo referente al número de las casas en la calle. Después de haberme vuelto loco buscando la casa comprendí cómo estaban distribuidos los números de las casas. No se si será mi mentalidad española o qué, pero la verdad es que no entiendo el por qué de esa ordenación. Veréis, en una acera se encuentran los números pares, mientras que en la otra los impares, hasta ahí nada extraño para mí. Sin embargo, el orden de los números cambia. Mientras que en una acera van en orden creciente, en la otra van en orden decreciente :S Anda que no dí vueltas ni solté exabruptos hasta que me dí cuenta de eso ¬¬ Si algún belga me lee, me gustaría que me explicara, si es que hay un motivo, el por qué de poner los números así xD
Bien, anécdotas a parte, una vez que encontré la casa, en una calle perpendicular a Vlamingenstraat, me junté con un grupo de estudiantes de allí que también habían sido citados por el casero para ver las dos habitaciones que quedaban disponibles. El casero llegó con algo de retraso, y tras decirle que yo no hablaba nada de holandés, pasó a hablarnos en inglés para enseñarnos la casa y las habitaciones. Pues bien, las habitaciones estaban en la última planta de la casa y bueno, no estaban mal del todo. Sin embargo, lo que no me gustó nada fueron las zonas comunes. Esto es, cuarto de baño, ducha y cocina. Me parecieron realmente oscuras y medio carcelarias/cuarteleras, con las paredes pintadas de gris, sin una ventana que diera al exterior y sin más iluminación que la pobre luz de un florescente. Además, sólo había UNA DUCHA en toda la casa, en la que había 16 habitaciones ¬¬ El casero nos dijo que era suficiente, ya que unos se duchaban por la mañana y otros por la noche y... NO. No me ví viviendo allí un año entero, así que practicamente descarté esa habitación.

Después de comer tenía dos citas más. La primera en una casa en Vlamingenstraat, pero al llegar allí y no ver a nadie llamé al portero automático para ver si había alguien y me contestaron que la habitación ya había sido alquilada... "po ná", a ver la siguiente.
La tercera habitación estaba en una calle cerca de Oude Markt, con lo que tendría los baretos cerca, jejeje. La señora que me enseñó las habitaciones hablaba inglés, pero con un fuerte acento holandés. No obstante, conseguimos entendernos (eso creo xD). Las habitaciones no estaban mal, las estaban arreglando y pintando, por lo que para septiembre estarían en bastante buenas condiciones. Las zonas comunes tampoco estaban mal, a excepción de las duchas, que estaban situadas justo al subir las escaleras de cualquiera de los pisos y la intimidad de los habitantes sólo quedaba protegida por una simple cortina de ducha (que bien me ha quedado esto xD). Lo dicho, intimidad cero. Otro aspecto que no me gustó es que había que pagar un suplemento si estabas en la casa los fines de semana también. Traducción: es una forma de cobrar más a los estudiantes de fuera ¬¬ Lo mejor vino a la hora de ver la cocina, cuando veo que la señora empieza a bajar las escaleras, coge una llave del piso de abajo, SALE A LA CALLE, va AL PORTAL DE AL LADO, abre la puerta y... allí estaba la cocina ¬¬ Bastante bien puesta, más o menos nueva, con una mesa y varias sillas, pero eso, en el portal de al lado. Mmm... no me veo en invierno saliendo a la calle con el frío y la lluvia para hacerme la cena xD Así que nada, dejé la casa y acompañé a David a ver un par de estudios en los que tenía cita. Dejo una foto de "La casa con la cocina en el portal de al lado":


Los tres estudios que vimos no estaban mal del todo. La principal pega del primero era que la calefacción era eléctrica y la electricidad no estaba incluida en el precio. Me da que eso puede salir por un pico en una ciudad donde tengo entendido que hace bastante frío en invierno, y más para alguien que venga "del muy al sur" como es mi caso, jejeje.
Los otros dos los vimos después de probar las famosas patatas fritas belgas, que he de decir que están buenísimas, jejeje. Hacen honor a su fama :P Los caseros de esos estudios eran los dueños de la tienda de fritangas donde nos comimos las patatas, así que en esos estudios podríamos disfrutar del olor a fritanga por la mañana, tarde y noche, con sólo abrir la ventana. No sé hasta qué punto me gustaría eso, ni cuánto terminaría aborreciendo ese olor. Por otra parte, los estudios no estaban mal. Bastante baratos (unos 400€ el grande) y creo recordar que estaba todo incluido. La pega, por poner alguna además del olor a patatas fritas, es que estaban algo lejos del centro de la ciudad (si se puede decir "lejos" en Lovaina), situados en el borde, cerca del anillo que circunvala la urbe, por lo que a mí me resultaba algo lejos de mi facultad.

Ninguno de los estudios nos convenció, por lo que mientras volvíamos al centro para cenar y tomar algo, se me ocurrió ir a la agencia Globiss al día siguiente, por curiosidad más que nada, a ver qué podían enseñarnos.
Tras encontrarnos con Truus y algunos amigos españoles fuimos a cenar y a tomar una cerveza a la Oude Markt, donde echamos unas risas y antes de regresar al albergue para descansar hasta el día siguiente.

Próxima entrada: "Tercer día: alquilando un estudio"

Salud y rock ´n roll!!! \m/

4 comentarios:

  1. Iyo, eso de los números de la calle tiene toda la pinta que empezaron a numerar los pares por un lao, y al final de la calle cruzaron y empezaron con los impares... y así quedó xD Ingeniería belga, esa que te coloca las cocinas en la casa de al lao. O una excusa pa ligar con la hija del vecino. Nunca se sabe ;)

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, lo de los números es una posible explicación, pero a saber xD Y no sé, muy buena tendría que estar la hija del vecino como para salir a la calle con todo el frío xDDD

    ResponderEliminar
  3. Que no te van a dejar ducharte, Enrique xDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDD Podrían darse situaciones del tipo "Vas para abajo? Te importa frotarme la espalda, que no llego?" XDDDD

      Eliminar